Razones para incluir cebollas a tu dieta diaria

Existen alimentos que proporcionan grandes beneficios cuando se consumen con regularidad, y aunque a algunas personas les desagrade el olor y las lágrimas cuando se cortan, las cebollas tienen muchas propiedades positivas para tu salud.

Esto sin mencionar que es un ingrediente esencial en la mayoría de los platos que conforman la dieta mediterránea, la cual, de acuerdo a los especialistas, es la mejor para perder peso, ayuda a fortalecer el corazón y el cerebro.

Favorece la circulación sanguínea

La cebolla contiene grandes cantidades de quercetina, un compuesto con propiedades anti-oxidantes, anti-inflamatorias, incluso anti-alérgicas y anti-proliferativas.

También contiene sílice, que retardan el envejecimiento en las venas y arterias, ayuda a prevenir la trombosis porque favorece la disolución de coágulos internos y reduce el colesterol.

Entre otros beneficios que aporta a la sangre, son sus propiedades anti-anémicas, ya que contienen hierro, fósforo y vitamina E, lo que ayuda a regenerar los glóbulos rojos y reponer cualquier posible pérdida de sangre.

Alivia enfermedades respiratorias

Aparte de sus propiedades nutritivas, la cebolla protege el sistema respiratorio, como el cerrajero 24 horas de Barcelona te ayuda a proteger tu hogar.

De acuerdo al Doctor Mario Carhuapoma Yance, la cebolla contiene elementos sulfurados, que se volatilizan en el ambiente, y eliminan los microorganismos presentes relacionados al desarrollo de infecciones.

Por esta razón muchos recomiendan que ante una congestión nasal, solo necesitas una cebolla, la cortas en trozos y se coloca en un plato al lado de la cama, los elementos sulfurados se disipan en el ambiente y por lo tanto se respiran y descongestionan las vías respiratorias.

Propiedades anti-envejecimiento

La cebolla contiene vitaminas A y C, así como azufre y flavonoides como la quercetina y las antocianina.

De acuerdo a los estudios realizados por la facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota en Minneapolis, estos son los responsables de prevenir y atrasar el envejecimiento celular que ocasionan los radicales libres.

Por otra parte, fortalece la inmunidad del cuerpo contra el estrés, pueden prevenir la formación de úlceras gástricas y tumores, entre otras enfermedades.

Ayuda a prevenir el cáncer

La cebolla contiene una gran cantidad de compuestos orgánicos que contienen azufre, lo que le confiere la propiedad de combatir el cáncer, principalmente los del estómago y el colon.

Está muy relacionada con sus propiedades anti-envejecimiento, al consumir cebolla con regularidad, se previene la formación de radicales libres y evita el crecimiento de posibles tumores.

Fortalece huesos y tejidos del cuerpo

Otros de los componentes más valiosos de la cebolla es el calcio, que es el principal componente que ayuda a fortalecer los huesos.

Por otra parte, es rico en azufre, que ayuda a mantener tejidos conectivos sanos y resistentes.

Además, cuando se combinan el calcio y el azufre, impide la pérdida ósea, la cual es muy común en personas de edad avanzada.

Y en el caso de las mujeres que están experimentando los cambios hormonales de la menopausia, la ingesta de cebolla ayuda a aliviar estos síntomas.

Ayuda a controlar el peso

La cebolla contiene propiedades depurativas, anti-oxidante, diurética, además que ayuda a regularizar los procesos que realiza el estómago y permite que la digestión sea más fácil de realizar y eliminar toxinas del organismo.